2.7.08

ciclo Ryuhei Matsuda

De vez en cuando descubro una película que me hace querer ver más similares a ella. En mi afán de conocer nuevos directores y referencias por vías independientes de la crítica, de la historia o de los festivales me he autoinducido en el método IMDB. Como todavía no lo tengo perfeccionado y no quiero acabar viendo 800 bodrios (aunque creo que alguno caerá sin remedio) de momento me estoy centrando en la filmografía de Ryuhei Matsuda. En un principio llegué a él a través de Miike, porque me quedé entusiasmada con Big bang love, juvenile A.

Ya os digo que me enamoré perdidamente del personaje de Matsuda y del film en general. Como siempre en Miike está cuajado de un simbolismo que apenas se entiende (¡no lo entedían ni los actores!) pero que puede dar pie a muchas hipótesis. El argumento central es altamente comprensible una vez se superan los saltos narrativos. Pero como ya he visto bastante de Miike estoy acostumbrada a sus bucles. Hay violencia pero no hay gore (por una vez) y todo está visto de forma lírica, un ensoñamiento muy particular que desconecta de la realidad que está apenas insinuada. Lo que se cuenta es verosímil pero como se cuenta es completamente inverosímil. Incluye infografía que puede llegar a ser aberrante y su escenografía ha sido definida como post Dogville aunque yo creo que Miike podría haber llegado perfectamente a esa misma solución sin von Trier de por medio. Hay injertos de la vida fuera de la cárcel totalmente realistas que te hacen dar saltos de manera casi conceptual. El film trata de presidiarios. Y también trata de homosexualidad. Esto no es muy normal en Japón, al menos en lo que yo había visto hasta el momento. Así que intrigada por el actor, fui a buscar otras películas. Poco recordaba yo que le había inmortalizado en mi screenshot de Izo cuando mirando su ficha vi que era el protagonista de Gohatto , de Nagisa Oshima.


Ya había oído hablar de Gohatto y de lo polémica que fue. Tenía ganas de verla y como Oshima es un genio estaba segura de que sería una buena película. El argumento no podía interesarme más : ¡samurais homosexuales! Eso sí que no lo había visto en mi vida y este hombre tiene una forma de rodar... una forma de narrar que le hace capaz de contarte a la vez el argumento de la película y la historia de Japón. Con una sencillez, como si tal cosa, como si fuera lo más fácil del mundo. Me encanta. Te instruye en los códigos samurais, en las costumbres niponas, los protocolos y los tabús sociales mientras hace unos planos que uno desearía haber filmado (al menos yo). Tiene todo un aire de cuento (en especial el final) que se hace pedazos incluyendo el magnífico personaje del psicokiller de época medieval. ¡Maravilloso! Además es muy brutal porque Ryuhei tenía entre 15 y 16 años cuando la rodó, hijo de actores míticos después de hacer esta película ¡dejó los estudios! Cada vez pensaba yo que todo lo que rodaba Matsuda iba a ser bueno cuando me topé con el primer bache: Nightmare Detective.


Escogí esta película antes que otras porque vi que su director era Shinya Tsukamoto. Sí, el de Tetsuo. Hay que aclarar que a mí me gusta mucho Tetsuo y tampoco está mal Bullet Ballet. Y aunque me di perfecta cuenta de que esta película estaba pensada para las hordas de adolescentes fascinados por el terror y fans del jpop (la protagonista femenina es la cantante Hitomi) no perdí la esperanza. Con lo que me encontré es con un producto lleno de horribles efectos post Matrix, con unos personajes increíblemente planos y con grandes dosis de sadismo. Pero sádico en el peor de los sentidos, constantemente se oyen gemiditos en los asesinatos y a las victimas femeninas parece que les guste demasiado... el asesino es retorcido y repugnante y no paran de sangrar. La música es infumable, si os diera por verla os recomiendo un visionado sin sonido ya que no vais a perderos casi nada del vacuo argumento. Y encima como es el director de Tetsuo hay momentos en los que parece querer decir "ei, que sigo siendo ciberpunk" introduciendo vísceras quemándose en el metal o soniditos mecánicos... Aún así tiene imágenes que me gustan, pero soy incapaz de meterme en su propuesta tan típica. Y con esto no creáis que no me gusta el cine mainstream de terror. Asi que decidí que no volvería a fiarme de los nombres y empecé a mirar las sinopsis y las críticas. Si son negativas mejor ya que cosas como "no sabe rodar" "son las dos horas peor gastadas de mi vida" o "pone a prueba tu paciencia" también las dicen de Sharunas Bartas . Y así llegué a Karaoke Terror.

No tenía ninguna referencia previa de esta película. Y eso es lo mejor para poder extraer una crítica no filtrada. Aparentemente tenía que ser insoportable pero me sorprendió muy gratamente. Tiene de todo, karaoke, chistes sobre mujeres de mediana edad, asesinatos, romance, bomba atómica... Tuve que verla porque me convenció su argumento: un grupo de veinteañeros se reune cada quince días para interpretar canciones con su propia escenografía. Los números no tienen desperdicio (no os perdáis el modelito a lo portero de noche). Por otro lado seis mujeres se conocen en un programa de televisión al compartir dos características: ser divorciadas y llamarse Midori. También les gusta cantar en el Karaoke. Pero no se conocen en uno, sino que sus mundos confluyen porque uno de los jóvenes mata a una de las midoris. Sí, es un asesino porque sí pero sus amigos primero no se lo creen y luego les da igual. Así que las señoras deciden vengar su muerte matando al asesino y así se irán sucediendo las muertes en escalada de violencia. Pero lo mejor de todo es su sentido del humor. Me reí muchísimo pero hay que tener en cuenta que es humor japonés. Yo diría que lo mejor sería verla un poco borracho.


De momento nada más pero tened muy en cuenta que... CONTINUARÁ ...

3 comentarios:

Aida dijo...

¡Hola! llegué al blog buscando alguna información en español sobre Karaoke Terror: primero, porque me es más fácil y entretenido leer en mi lengua materna; y segundo, porque en inglés hay pocas sinopsis y tampoco he buscado bien. Como me ha convencido tu opinión y el humor absurdo japonés me encanta -al estilo "Kamikaze Girls"/"Shimotsuma Monogatari"- supngo que algún día terminaré comprandome por internet "Karaoke Terror".

También estaba deseando ver Nightmare Detective, principalmente porque Ryuhei trabaja con Masanobu Ando -que desde que lo vi en "Big Bang Love, Juvenile A" me he enamorado de él-, pero como has dicho que no está muy allá creo que intentaré bajármela, y si no pues nada.

Por cierto, ¿has visto "Aoi Haru" ("Blue Spring")? Es algo homoerótica, eso sí, o por lo menos a mí me lo pareció, pero como ya has visto "Gohatto" y "Big Bang Love, Juvenile A" no creo que te vaya a parecer demasiado raro. Por cierto, la BSO es una pasada.

¡Nos vemos!

estefania dijo...

Yo ví Aoi Haru, amo esa película y opino lo mismo que vos en cuanto a su banda sonora y a la relación entre el personaje de Ryuhei (Kujo) y Arafumi Arai.
Hay muchas pelis de Ryuhei, y de todas clases: nana, rampo noir, synesthesia, 9 souls, ghost love, otakus in love (es muy bizarra), colleges of our lives, chosyu five, cutie honey, the suicide song, y esas son solo las que ví,tiene el doble de películas.
A mi en particular es un actor que me gusta mucho, me parece muy bueno y realmente me transmite cuando lo veo.
Me gusta que hayan escrito sobre él. :)

Anónimo dijo...

Tres intiresno, gracias