24.2.07

The good, the bad and the queen

No creo que vuelva a escuchar este disco otra vez. Tiene buenos temas, pero nada que no hayan hecho mejor The kinks...No transmite mucha emoción, la verdad. Además Damon Albarn se oye anémico, cansado y harto. Desde luego mejor que los últimos discos de Blur sí que es, al menos para mi gusto. Tengo cierta crisis con lo "modernillo" últimamente.