18.3.07

Paris, Texas

Hacía tiempo que no la veía, y no me acordaba de lo impresionante que es. Además, hay ciertos estados post hormonales en los que es mejor no meterse a ver según qué...pero esto olvidémoslo.
No he podido llorar más con la escena de la proyección del super 8 la de Hunter andando con su padre a la salida del colegio o el apoteósico final en el que entiendes toda la demencia acumulada del pobre Travis errante. Muy muy recomendable, pero abstenerse embarazadas e hipersensibles...
Porqué no decirlo...obra maestra.